El desafío de microfonear el acordeón para el vallenato

En la interpretación del acordeón en el vallenato, existía una necesidad enorme que el micrófono PGA 98 de Shure pudo proporcionar: no solo la comodidad del músico que se mueve constantemente durante su presentación, si no también la cualidad de poder incluir los sonidos bajos que otros productos simplemente no podían prometer. Aicardo Pardo, ingeniero de sonido, cuenta cómo superaron el desafío.

¿Cómo fue que descubriste el uso del micrófono PGA98 para amplificar el sonido del acordeón en el vallenato?

“Normalmente se utiliza otro tipo de micrófono en las aulas y en los conciertos en vivo. Pero estamos hablando de un acordeón diatónico, que requiere para su presentación el uso de los dos costados del instrumento. Mientras en técnicas de acordeón de otros países se deja de lado los bajos, aquí en Colombia se ocupan los dos lados de los botones. Entonces se necesitaban dos micrófonos. Pero la música es un género activo, con movimiento, con una puesta en escena. Entonces el micrófono que más se adaptaba a las condiciones era el de vientos. Hicimos pruebas en una institución técnica con el PGA 98, luego con algunos intérpretes de acordeón en Barranquilla y quedaron encantados con el rango de frecuencia y el timbre del micrófono, aparte que les permitió moverse. Nos gustó mucho, hicimos una presentación con este micrófono y también gustó mucho a la gente que estuvo presente”.

ACORDION_PGA98_HUMANITY

Además de estas cualidades, como el rango de frecuencia, el timbre y la portabilidad que ofrece el PGA98, ¿qué otras características se pueden destacar?

“El color es clave, porque tiene muy buena captura de frecuencias bajas al igual que frecuencias altas. Su sistema hace que lo puedas ubicar en varias partes del instrumento sin que se transmitan las vibraciones a la cápsula. Entonces por más que el intérprete se mueva bruscamente, el micrófono rechaza la vibración. Algo que nos gustó también es que, a nivel del ambiente, a pesar que el micrófono es un condensador, rechaza muy bien las cosas que están relativamente cerca del instrumento. Entonces, captura el instrumento sin tener mucha contaminación; las posibilidades de feedback por el uso de este micrófono se minimizan inclusive con monitoreo de piso, que fue algo que nos gustó mucho”.

¿Qué desafíos has enfrentado al microfonear con el PGA98?

“Inicialmente la gente dudaba de la capacidad de respuesta a las frecuencias bajas. Entonces, el problema que existía era un rechazo de parte del público porque desconocían la capacidad del micrófono, cosa que fue totalmente desmentida porque al momento de su uso funcionó muy bien. De pronto tuvimos algunos problemas de ajuste del micrófono, pero se trata de coger el acordeón, poner firmemente el micrófono y ya el resto, sin inconvenientes”.

ACORDIO_PGA982

El vallenato es un género que se ha diversificado enormemente, ya no solo se sigue la línea tradicional, también ha tomado un aspecto comercial y romántico. ¿En cuánto aporta el uso del PGA98 a esta constante evolución del género y el rendimiento del instrumento?

“El vallenato ha tenido tres etapas más importantes, desde el vallenato clásico, hablando de los años sesenta e incluso antes, arranca el vallenato comercial que es el que suena en las emisoras y es el que empieza a mostrarse a la gente, desde ahí, el acordeón es el mismo, el diatónico. Luego se transforma en el vallenato romántico, que arranca a partir de los ochenta, y actualmente tenemos algo que se llama La Nueva Ola, con exponentes como Silvestre Dangond y Peter Manjarres, que hacen una interpretación más dinámica y buscan más movimiento en el escenario. Ahí es donde este micrófono se vuelve súper útil, porque comienzan a mostrar más escena, a bailar más, a divertirse más en el escenario. Más allá que cambie el acordeón –aunque estoy seguro que así no va a ser porque tiene un sonido muy particular- , los acordeoneros quieren más dinamismo, y eso hace que el micrófono tenga mucha más proyección a futuro, y no creo que haya una modificación drástica cercana”.

PGA98

¿Qué otros usos ves en el PGA98?

“Muchos de los micrófonos de Shure de las líneas de viento se venden precisamente para eso, o se venden para cuerdas o se publicitan para instrumentos como saxofón y trompetas, pero una cosa muy interesante que tiene Latinoamérica, no solo en Colombia a través del vallenato, sino en México con la norteña y en Argentina con el bandoneón, es que nadie se había preguntado qué tipo de micrófono podía servir para un instrumento con una base de vientos. Creo que no se ha visto en un campo más allá del vallenato y están estos otros géneros donde en PGA 98 puede ser muy útil. Se utilizan otros micrófonos, pero se llegan a ellos por facilidad, por el tamaño, pero no por el color. Si mostráramos la versatilidad del micrófono, creo que se puede ampliar el campo. Shure sacó un muy buen elemento con esta línea, y es muy económico también”.

 

2 comentarios en “El desafío de microfonear el acordeón para el vallenato

  1. Muy buenas me parece que es lo mejor que hayan podido sacar para la comodidad de poder microfonear el acordeon vallenato.
    Me gustaria saber si el microfono recoje el sonido de los dos costados del acordeon, seria fenomenal gracias.

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s